jueves, 11 de diciembre de 2008

papel mojado

2 comentarios:

Celia dijo...

Sí. Nubarrones negros sobre el barquito que se lanza a la aventura. Unos ojos se observan debajo de la nube a modo de cabello. Todo oscuro. El agua danzarina, zarandea todo lo que se interpone en su paso, y esa ola grande, desafiante, puede llevar el presagio del Fin escrito en cada gota.
Me gusta el cuadro. Me da tristeza tanta pena impresa. También me aporta realismo la escena interminable.

Celia dijo...

Sigo contemplando el cuadro y la lluvia se me antoja, lágrimas amargas que brotan reflejando un maremagnun de desdichas.
Y debajo de la ola negra... rostros que yacen desde donde surgen historias inconclusas de ilusiones, proyectos y tantos "después" inundando el vacío de un mar de sueños